Saltar al contenido

Lo que debe saber antes de comprar un coche

Lea el siguiente artículo antes de adquirir un vehículo de segunda mano

Consejos para la compra de un vehículo de segunda mano

A continuación le facilitamos una serie de consejos a tener en cuenta cuando decidimos adquirir un vehículo de segunda mano:

1. No tener prisa

Muy a menudo, cuando vamos a ver un coche o motocicleta en venta, su dueño nos dirá que hay más personas interesadas en la compra e incluso que ya hay alguien decidido. Eso no siempre será cierto, y lo que pretenderá el vendedor es un venta rápida y sin regateos. Hay que tener las cosas bien claras antes de tomar la decisión y ser racional en la compra.

2. Conocer la vida del coche

Adquirir el vehículo a un conocido, siempre será un factor positivo a tener en cuenta. Sabiendo su forma de conducir e incluso su forma de ser, nos podrá dar una ligera idea de cómo estará el vehículo. Es importar preguntar todo acerca del vehículo, como si duerme en garaje o no, accidentes que haya podido tener, últimas revisiones y número de propietarios anteriores. También es importante preguntar al vendedor sobre la situación financiera del vehículo, es decir, si ya está pagado o no, si se encuentra financiado o si tiene algún embargo. En caso de alguna incidencia, recomendamos el informe de Bienes Muebles para conocer los detalles de las cargas, deudas u embargos.

3. Ojo con el fraude de los kilómetros

Es conocido por muchos que los antiguos cuentakilómetros de los vehículos, eran fácilmente manipulables, no así en los vehículos más modernos. No obstante, un simple dispositivo portátil facilita la tarea a los estafadores que, en muchos casos, venden automóviles con más vida a sus espaldas de la que hacen creer al comprador. Según un informe del RACC (Real Automóvil Club de Cataluña), al 12% de los coches del mercado de segunda mano se les ha manipulado el cuentakilómetros, cifra que aumenta hasta el 30% cuando se trata de vehículos importados. Es por ello que, desde hace unos años, se anotan los kilómetros del vehículo en la inspección técnica de vehículos (ITV). Nuestro informe detallado DGT ofrece esos datos, de vital importancia en el momento de adquisición de un vehículo.

4. Documentación

Toda la documentación debe estar en regla, pero es de vital importancia la Ficha Técnica, el documento dónde se recogen los datos técnicos y también el número de chasis del vehículo, que podemos comparar “in situ” con el número estampado en el chasis del vehículo. Con nuestro informe detallado DGT podemos comprobar que ese número de chasis coincide con el vehículo que hemos visto, y también comprobar el resto de características técnicas. Debemos comprobar también que el sello de la ITV se encuentra impreso en la ficha técnica y mirar en qué fecha se pasó.

5. Impuestos, cargas, deudas

Existen una serie de impuestos que en el caso de impago imposibilitará la transferencia del vehículo.

IVTM. (Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica). En caso de que exista un impago de este impuesto municipal, no será posible transferir de nombre el vehículo ya que existirá una anotación expresa en la DGT.

Embargos y Precintos. Con una anotación de embargo sí que es posible transferir de nombre el vehículo, pero en el momento de hacer la transferencia, el funcionario/a de la DGT nos deberá advertir de ello aunque no nos facilitará el detalle de dicho embargo. En cuanto al precinto, también se puede transferir de nombre el vehículo pero la DGT no expedirá el nuevo permiso de circulación hasta que dicho precinto no se cancele. Puede saber más sobre embargos y precintos puede leer nuestro artículo dedicado sólo al Embargo y Precinto.

Reserva de Dominio. No es posible transferir el vehículo hasta que se haya saldado la deuda con la financiera.

Multas de tráfico. Según la última modificación en la Ley de Tráfico del año 2010, se establece que no podrá transferirse un vehículo cuando su actual titular acumule cuatro o más sanciones firmes por infracciones graves o muy graves. En éste caso la DGT anotará una denegatoria en el expediente mientras no se regularice la situación. En casos de sanciones menos graves, no habrá problemas para transferir el vehículo. Cabe recordar que las multas se asocian a una persona y no a un vehículo.

Si desea saber si el vehículo en el que está interesado tiene alguna carga, embargo, precinto, impago de IVTM, reserva de dominio y denegatorias, solicite nuestro informe detallado DGT .

6. Aspectos mecánicos

Es parte complicada del proceso, pues muchos no disponemos de los conocimientos mecánicos que permitan conocer el estado del vehículo. Pero hay una serie de elementos que podremos comprobar con relativa facilidad:

Los neumáticos. Las rajas o grietas apuntan a un uso indebido o a cierta vejez, un desgaste irregular indica que el coche no pisa bien; la fecha de fabricación deja claro cuánto tiempo tienen (en muchos casos no coincide con lo que dice el vendedor); si los flancos están deformados quizá se deba a que el coche ha estado parado un largo tiempo con las ruedas desinfladas.

Los frenos. Es importante comprobar la eficacia de la frenada, así como el tacto del pedal y el estado de discos y pastillas, porque las averías del equipo de frenos no son precisamente baratas.

La corrosión. Es el gran enemigo de las partes metálicas. Conviene revisar, palmo a palmo, la carrocería, las juntas y los bajos para ver si hay zonas afectadas por el óxido. Suelen estar especialmente afectados los vehículos que se han movido por países lluviosos o lugares costeros, donde la humedad está siempre presente.

7. Siempre hay que probar el vehículo

Probar el vehículo es fundamental. Un pedal de embrague excesivamente alto al desembragar puede ser síntoma de un desgaste prematuro. Hay que probar la eficacia de los frenos, realizar una frenada media-alta y comprobar que el vehículo no se desplaza hacia los lados. También hay que probar la dirección realizando pequeños giros de volante en parado, si escuchamos un notable “clock” puede ser síntoma de holgura en las rótulas de dirección. Es conveniente soltar las manos de volante realizando una prueba a baja velocidad, y comprobar que el vehículo no se va hacia los lados (hay que tener en cuenta el bombeo de las carreteras, algunas más acusadas que otras). En cuanto al arranque hay que probar si le cuesta arrancar tanto en frío como en caliente y durante la prueba en marcha comprobar por el retrovisor que no sale humo por el escape.

8. Precio

Una vez examinado el coche de segunda mano a conciencia hay que ver si el precio planteado es justo. Quizá hayan aparecido defectos que, de no ser asumidos por el vendedor, supondrían un gasto extra. En cualquier caso, existen listados de tasación como el que ofrece la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), en el que se puede ver un baremo de precios para cada vehículo. Para conocerlo hay que aportar: la fecha de primera matriculación y los datos exactos del coche (marca, modelo, combustible, motor, potencia, versión, acabado).

Pulse aquí para solicitar informe matrícula DGT